viernes, 13 de noviembre de 2020

On the rocks es dejar ir

 Cada nueva película de Sofía Coppola es la posibilidad de ver en primera fila como se vacía en sus historias para contarnos temas con calidez y humanidad rebosante. No le interesa mostrarte algo visualmente maravilloso, eso apenas es un agregado. Lo importante en sus películas es la historia que te busca transmitir, y On The Rocks, la película que la vuelva a unir con Bill Murray no es la excepción. Una producción de Apple.

No hablo en esta ocasión de una historia de una profundidad mayúscula. La película trata de algo más sencillo, reconectar. Conocemos a Laura, una joven madre neoyorquina, que se siente marginada de la vida de su esposo, quién está teniendo éxito en su trabajo, y parece no tomarla en cuenta de vez en cuando, y luego conocemos a Felix, el padre de Laura, quién es la figura que parece ser omnipresente en la vida de ella, aún con mucha tela qué cortar por la vida escandalosa que llevó Felix, y que Laura aún le recrimina por su trato con las mujeres en su vida, aparte de ella. 

Es conmovedor como Felix intenta reconectar, muchas veces de forma manipuladora y otras de forma simplemente juguetona, con su hija Laura. Es precisamente esa química entre Bill Murray y Rashida Jones, la que le da sabor e intensidad a la película. 



En varios aspectos, el amor a Nueva York, la historia basada en temas familiares y maritales, On the rocks recuerda mucho al viejo cine de Woody Allen. 


Hay una reflexión básica sobre el enfoque de la vida adulta, ese en el que no todos los días serán emocionantes en una vida en común. Esa vida adulta en que hasta la complicidad se vuelve monotonía,y las dudas afloran. 

Narrativamente, siendo una historia presentada de forma lineal, es sencillo seguirle el hilo a la trama, y ver como se desenlaza, o no, sin contratiempos, y sin sentir nunca que quede nada en el aire. 

On the rocks es ese producto depurado en la filmografía de Coppola, que le dará sentido probablemente a una nueva etapa más íntima y sincera en sus nuevos proyectos. 

Las actuaciones de Murray y Jones son geniales,y los demás actores con papeles mínimos, lucen exactamente así, mínimos. Murray juega su papel de manera maravillosa llevando a extremos de duda a su hija, con temas de los que parece él saber más que nadie, como infidelidades y como ocultarlas. 

Luego de un juego de gato y ratón, llegamos a un desenlace que nos deja claro que hay un cambio de paradigma a la fuente de las verdades que puede creer Laura. Hablamos así de ambas cosas, reconectar, pero al mismo tiempo de crecer, de dejar ir. 



Lo mejor, la química entre Murray y Jones. Son magníficos juntos, y podría verlos en una serie de TV. 

Lo malo, puede que el espectador sienta que no pasa demasiado, porque la historia, simple como es, lleva reflexiones subyacentes. 

On the rocks: 7/10.

Trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Agente Topo contra la soledad

  El cine latinoamericano sigue en forma, y con esta producción, el cine chileno aspira a dos categorías en los Oscar, Documental y Película...