domingo, 29 de noviembre de 2020

Belushi, la gloria y los excesos

 Como lo mencioné anteriormente, este año ha sido muy bueno para los documentales, y en Belushi encontramos uno narrado desde la lectura de las cartas a su esposa y su diario, así como en diversas menciones de familiares y conocidos(Harold Ramis, Carrie Fisher, Dan Aykroyd), recordando el meteórico ascenso a la fama de John Belushi, de actor de teatro cómico, a tener la película más taquillera del país, el disco número 1 del país, y ser la estrella del show número 1 del país...y aún así ser totalmente destruido por la fama, algo que solo puede pasar en el mundo del espectáculo de los Estados Unidos. 



Conocemos su éxito debido a su particular estilo de chico rudo pero al mismo tiempo que vivía con la necesidad de ser escuchado, aceptado y amado, casi como un político, con la diferencia en la creatividad y la finalidad. Belushi pensaba que estaba en su destino convertirse en una estrella, y lo consiguió, y consiguió con ello también el acceso a todo un mundo de drogas. En este documental conocemos mucho de su paso por ese mundo. 



Una de las estrellas de la primera generación de Saturday Night Live, creador de los Blues Brothers, y dueño de un talento descomunal, vemos su caótica vida y descenso a la muerte desde los ojos de Judy, su esposa, quien lo acompañó durante todo ese periplo intentando alejarlo de las drogas. 

El documental tiene mucho sentimiento y usa diferentes estilos, incluyendo la narración dramatizada de las cartas de Belushi, así como animación, para entregar un producto bien hecho y conciso sobre la fama y sus consecuencias.  Bellísima la edición para colarnos las canciones adecuadas en el momento correcto, sin olvidar la canción de los créditos, una belleza de Judy Belushi.

Ahora que está en boca de todos Maradona por su muerte y el recuerdo de su enorme talento y sus excesos, este es el documental que tienen que ver para comprender en paralelo la psique y la soledad de estos talentos. 

Belushi: 7.5/10.


Trailer: 

viernes, 27 de noviembre de 2020

If anything happens...

 Un cortometraje necesita una fuerza en su narrativa y un mensaje tan potente, como para que en su corta duración capture no solo nuestra atención sino también nuestra conciencia y corazón. Este cortometraje de Netflix, dirigido por Michael Govier and Will McCormack, dura solo 12 minutos, pero los temas que toca son inmensamente fuertes. El dolor, la pérdida, la superación, la familia. 



Amé la musicalización, el estilo de la animación, limpio y sencillo, y la forma en que construye la historia sin necesidad de diálogos. El arte y su mensaje cumplen su propósito plenamente, con honestidad y fuerza.

Es una joya ahí entre tantas cosas que se encuentran en Netflix.  Y es una joya porque lo que representa es duro emocionalmente. ¿Qué le dirían a sus padres si están en medio de una situación extremadamente peligrosa? 




If anything happens, I love you: 8.5/10.


Trailer:


miércoles, 25 de noviembre de 2020

Los Ofendidos siguen aquí

 La historia salvadoreña con los documentales es muy interesantes. Acá se han rodado varios últimamente sobre temáticas relativas a nuestra sociedad y sus muchas y terribles falencias y deudas. Y este, es probablemente uno de los más fuertes que he visto. 

Los Ofendidos es un proyecto muy personal de la directora, Marcela Zamora, tratando de atar cabos sobre la experiencia de los torturados durante la Guerra Civil salvadoreña que finalizó con los Acuerdos de Paz y la incorporación de las fuerzas de la guerrilla a la vida política partidaria. 

En una narrativa que recuerda mucho al fantástico filme "The Act of Killing", en que se entrevista a verdugos y explican sus métodos de tortura, concluyendo en muchos casos que solo seguían órdenes, Zamora reconstruye una etapa de nuestra historia reciente, en el que los cuerpos de represión arrestaban civiles sin ningún proceso, y la gran mayoría de los arrestados nunca volvían a aparecer. Mediante dolorosas entrevistas a víctimas de los cuerpos de represión, poco a poco vamos comprendiendo la idea del método, pero no las razones específicas. 



Quedé muy satisfecho con la forma de desarrollar el documental, aunque no tanto con la narración de Zamora, aunque es comprensible que se trataba de un tema muy personal.

El tema básico no es la tortura, es como el sistema ha perpetuado una impunidad que ha configurado a nuestra sociedad, desde el momento en que se insistió en el perdón y olvido de los crímenes de guerra.




Entre los subtemas tenemos la responsabilidad de los crímenes, dado que nadie se hace responsable bajo la idea de la obediencia, solo cumplían órdenes. Es ahí donde se puede preguntar, ¿Cuántas personas que conocemos, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, estuvieron del lado de la tortura y no se sienten responsables de los eventos crueles de la guerra? 

¿Cuándo conoceremos la verdad como punto inicial de la justicia? 

Esa es la conclusión, llena de preguntas de este muy bien hecho documental. 

Los Ofendidos: 8/10. 


Trailer:


domingo, 22 de noviembre de 2020

Miss Juneteenth, Reina de todo

 Miss Juneteenth podría ser una película que suele llenar un nicho muy específico,cine afroamericano, ahora bien, eso se descarta quizás tan rápido como la escena de introducción corre, en la que se centra en un drama universal.



La historia va sobre el clásico rol que muchos padres tienen, intentar que sus hijos repitan sus éxitos, o los tengan exactamente en lo que ellos fracasaron, haciendo así que los hijos se transformen en un receptáculo de sus sueños, y también de sus frustraciones. En el caso de Miss Juneteenth, conocemos a Turquoise Jones, la ganadora de Miss Juneteenth en su juventud, intentando de todas las formas posibles que su hija sea también ganadora del certamen que celebra la festividad de la liberación, el día en que se proclamó la abolición de la esclavitud en Texas, en un momento en que un tercio de su población estaba constituida por esclavos negros. 

En esta celebración de la libertad, autodeterminación y emancipación, paradojicamente, Kai, la hija de Turquoise se encuentra entre seguir sus propios sueños, es decir buscar su autodeterminación, y seguir los sueños de su madre, mismos que ella dejó ir debido al embarazo que dio origen a Kai. 

La relación tirante entre ellas nunca deja de ser amistosa y hay un crecimiento y desarrollo no solo en la vida personal de Turquoise, sino en su hija, y es eso lo que mueve la historia, pasando de la codependencia a la complicidad. 



Las actuaciones son básicas en su mayoría, con un punto aparte para Nicole Beharie, quien hace un gran papel como la madre en problemas, intentando salir adelante, y cumplir sus sueños a través de su hija. 

Es esta otra película que pasó desapercibida debido a la pandemia, pero que recomiendo por su intimismo y honestidad. 

Miss Juneteenth: 6.5/10.


Trailer: 


sábado, 21 de noviembre de 2020

Kajillionaire, las formas de la miseria

En ocasiones, la miseria viene de dentro, nace de la circunstancia, del desarrollo o la falta de él. A veces, simplemente es la forma en que las relaciones han sido siempre y la nula sensación o necesidad de cambio. 




En esta, la tercera película de Miranda July, una sensación en Sundance, se resume fácilmente la consecuencia emocional del abandono y de la negligencia. 

Kajillionaire nos habla de una familia disfuncional de estafadores de poca monta que hacen todo lo posible por sobrevivir con el mínimo esfuerzo y dinero, considerando a los que viven trabajando arduamente como Kajillionaires, enganchados con el sistema, según los delirios conspiranoicos del padre de la familia.  



Una brillante Evan Rachel Wood es la protagonista de la historia como Old Dolio, quien funge como un compinche más del grupo de estafadores, y nada como la hija de sus padres, quienes la tratan de forma despectiva. Es tan irónico lo poco que significa para sus padres, que la anécdota del origen de su nombre lo explica todo. 

El centro de la historia es sobre el grupo de estafadores buscando cubrir una deuda, y uniéndose inesperadamente a un personaje que aparece aleatoriamente, pero que resulta fascinado por su estilo de vida, decidiendo apoyarlos, más que todo para apoyar a Old Dolio. 

La película tiene un ritmo interesante, imágenes y metáforas bellísimas, como la de los temblores y la espera del final, así como secuencias profundas, como la de la visita al anciano.



 Es precisamente ese cúmulo de buenas secuencias, y el gran atino del guión de recorrer lentamente por diversos géneros, tanto comedia negra, drama familiar, romance y cine de robos, lo que hace funcionar esta película de forma tan precisa. 

Vale la pena ver esta película, por su historia y desarrollo.

Lo único que sentí es que hay momentos en que la actuación sosa de la protagonista parece ir demasiado lejos, pero en general funciona. 

Kajillionaire: 7/10.


Trailer: 



jueves, 19 de noviembre de 2020

Host, la reinvención del terror

 La pandemia lo cambió todo, y eso es lo esperado. En la nueva realidad, hasta el oficio de hacer películas cambió, y las temáticas se adaptaron. Aunque no es la primera vez que se hace esta premisa, su efectividad esta vez solo se incrementó bajo las circunstancias. 

Para comenzar, en Host, tenemos a un grupo de amigos que quieren experimentar una sesión de espiritismo vía zoom debido a la cuarentena por Covid19, para lo que contratan a una especie de medium. El grupo comienza a experimentar, y hasta a burlarse, con terribles consecuencias para cada uno. 



En esta propuesta, más un mediometraje que un largo, con 55 minutos de duración, la premisa es sencilla y el hilo narrativo básico. Las actuaciones no son sobresalientes, y lo que se puede mencionar, es que los efectos parecen bien logrados. Es una producción austera y sin muchas ambiciones, para el servicio de streaming Shrudder, dirigida y actuada de forma remota, con un trabajo de edición interesante aunque no genial. 



Si buscan un buen producto realizado durante y debido al confinamiento, Host es una gran opción. 

Si buscan la película que revolucionará el género de terror, no es precisamente esta la película, aunque no duden que Rob Savage conseguirá presupuesto y oportunidades para dirigir buenas historias luego de la positiva recepción que tuvo esta película con el público. 


Host: 6/10.


Trailer: 



miércoles, 18 de noviembre de 2020

Greenland, y el enésimo fin del mundo

 Cada cierto tiempo se vuelve a poner de moda el cine de catástrofe, que comenzó hace décadas con las invasiones extraterrestres, y que tan rentables fueron a partir de los 90 con la llegada de Independence Day, Godzilla, Deep Impact, Armaggedon y toda esa plétora de películas en las que, en su mayoría sobrevivíamos. Normalmente coincide con algún momento de la historia que por pura escatología estamos convencidos que es una posibilidad de fin del mundo. Lo más reciente fue el fin del mundo pronosticado por los mayas, en 2012, en la película homónima. Y Greenland es una de esas películas de catástrofes, en las que, aunque la trama suena repetitiva, y hasta cierto punto inverosímil, es la parte centrada en las familias lo que le da cierto valor. 



Greenland nos cuenta la historia de John Garrity, quien decide ver con su familia y vecinos, mientras por televisión se transmite el paso de restos del meteorito llamado Clarke, que se desintegrará al entrar en la atmósfera terrestre. Lo que nadie pudo predecir, es que Clarke viene acompañado de cientos de fragmentos de diferentes tamaños, incluido uno que podría representar la extinción de la humanidad. 

Aunque de ahí en adelante la acción es frenética y efectiva, es el drama de la familia, intentando encontrar refugio para sobrevivir, o al menos hacer el intento, lo que le da un poco de sabor a la película. Aparentemente, el gobierno selecciona gente para ser resguardada de acuerdo a sus habilidades o lo que podrían aportar en la reconstrucción de la humanidad. Joh es seleccionado, pero ocurren giros que cambian el proceso y es rechazado. La gente hace lo que sea por sobrevivir, incluso ignorar sus valores y principios, y eso parece ser un retrato de las sociedades individualistas 



Las actuaciones cumplen pero no son remarcables, y la película se luce más por el desarrollo de los personajes y de sus historias, y no tanto por el gráfico y morboso fin de la civilización que solemos ver. 

Aunque no es una fórmula nueva, la película acaba siendo cuando menos interesante, y entretenida. 

Lo mejor, el desarrollo de los personajes y los puntos de vista. 

Lo que menos me gustó, las situaciones sin mucho sentido,casi al final. 


Greenland: 6.5/10.

Trailer: 


lunes, 16 de noviembre de 2020

La vita davanti a sé, emocionalmente retadora

 La vita davanti a sé, se basa en la novela de Romain Gary del mismo nombre, que ya fue llevada al cine en 1977 bajo el título de Madame Rosa, protagonizada por Simone Signoret, y que representó a Francia en los Oscar de 1980, contienda de la que resultó vencedora. Estamos así ante un remake en toda regla. ¿Qué de nuevo podría aportar esta versión producida para Netflix?  Fácil, Sophia Loren en un papel a medida para salir de su autoimpuesto retiro. 

Dirigida por Edoardo Ponti, el mismo hijo de Sophia Loren, esta historia podría enmarcarse en ese género de drama totalmente lacrimógeno. Y aunque sea cierto, esta vez es totalmente refrendado por una actuación excelsa de la ya oscarizada Loren en el papel de Rosa.



Es precisamente el oficio de Loren y lo fácil que entra en su papel el joven Momo, lo que hace que la película funcione con una dinámica de intercambios entre ellos, que se van incrementando constantemente, hasta el golpe emocional al final de la película. 

Básicamente, la historia habla de una anciana sobreviviente de los campos de concentración nazis, que luego se dedicó a la prostitución, y conforme fue envejeciendo, su oficio se convirtió en el cuido y la crianza de hijos de prostitutas, por lo que se vuelve conocida en el barrio. Luego conocemos a Momo, un niño senegalés que ha quedado huérfano, y que vive con un tutor asignado, que simplemente no puede cuidarlo porque no sabe como acercarse al huraño y abandonado Momo. Momo es luego entregado a Madame Rosa, en un giro de eventos que abren terreno a la dinámica de amistad, comprensión y acompañamiento de soledades entre ellos. Es precisamente esa parte la que es dura de ver. Quedan advertidos. 





Lo que más me gustó, el simbolismo de la leona que ve Momo, y lo que significa, lo que logra al final, cuando por fin, Momo ha encontrado el calor. El amor. 


Lo que menos me gustó, la forma en que se desenvuelve la subtrama de Momo ganándose la vida vendiendo drogas. Se siente innecesaria y hasta sin sentido en la lógica de la película. 


La vita davanti a sé: 8/10.

Posibles nominaciones al Oscar: Actriz, Canción y Película Internacional (De ser la película seleccionada por Italia). 

Trailer: 


domingo, 15 de noviembre de 2020

Las 10 mejores películas que he visto en 2020... hasta ahora

 Definitivamente 2020 ha sido un año atípico que incluso se siente interminable, es como un purgatorio global, pero mientras hay vida, hay cine. Este es un pequeñísimo recuento de mis 10 películas favoritas de 2020 hasta ahora. 


1. The Trial of the Chicago 7


El famoso juicio de 7 activistas del movimiento de la lucha por los derechos civiles arrestados en una protesta de 1968. 





2. Babyteeth


Una bellísima historia de juventud en una de las situaciones más inverosímiles, que te toca emocionalmente, sin llegar a los sentimentalismos baratos. Una maravilla, protagonizada por la bellísima Eliza Scanlen. 



3. Dick Johnson is Dead

Una oda al paso del tiempo, un documental de una hija para guardar el recuerdo de su padre, que sigue con ella, pero ya comienza a ser afectado por el Alzheimer. Enternecedor e íntimo.




4. Never Rarely Sometimes Always

Una buddy movie, dos amigas viajan a otro estado en busca del derecho al aborto que una de ellas necesita ejercer. Es doloroso, es intenso y al mismo tiempo una historia de apoyo. 





5. The Devil All The Time

¿Cómo se vive en una sociedad que está sometida religiosamente, y al mismo tiempo dominada por personalidades violentas, sádicas y aprovechadas? Esta película parece que se situara en cualquier país de Latinoamérica. 




6. The Other Lamb

Una película de escape y redención. Un culto mesiánico en el que un solo hombre usa a una docena de mujeres como objetos sexuales, incluyendo a sus propias hijas, hasta que el cordero decide abrir los ojos y dejar de aceptar la realidad que le es dada. 





7. First Cow

La amistad, nacida de la nada y que queda para la eternidad. La forma sutil, honesta y sensible de mostrarla, en esta sencilla historia. 



8. Totally Under Control


El documental que nos cuenta el desastroso y al mismo tiempo polémico y aprovechado manejo de la pandemia que hizo el gobierno de Donald Trump en los Estados Unidos. Desde ignorar los avisos de lo que venía, a desmantelar los equipos y planes de contención que se tenían de administraciones anteriores, hasta el burdo manejo de la percepción de las curas, como la fallida hidroxicloroquina, y la esperanza de una vacuna que Trump planeaba usar para fines electorales. 




9. Looks that kill

Una historia fantástica, y también una historia de amor, sobre jóvenes que tienen problemas que parecen ser irresolubles. ¿Qué harían si tienen una condición en la que si la gente los ve directamente a los ojos, mueren? ¿Cómo enfrentar como joven ese destino, buscando encajar y complementarse emocionalmente?



10. The Vast of Night

La maravilla de ciencia ficción del año, ambientada en los 50 y con una historia tensa que se va construyendo con pocos efectos, hasta su macabra e intensa conclusión. 



Aún le quedan unas semanas al año, y todavía mucho cine por ver. 



The Trial of the Chicago 7, o el ciclo infinito

Lo más reciente de Aaron Sorkin es el tipo de historia en que se desenvuelve como pez en el agua, en las conversaciones de pasillo, en los intercambios ingeniosos aunque repetitivos si has visto más de los trabajos de Sorkin. 



El Juicio de los 7 de Chicago nos cuenta, por medio de unas secuencias enérgicas e intensas, una parte del efervescente periodo de los 60-70 en los Estados Unidos, más precisamente enmarcándose en la lucha por los derechos civiles, la oposición civil a la guerra de Vietnam, y el ascenso al poder de Richard Nixon, probablemente el más infame, y eso que hay dura competencia, de los presidentes de los Estados Unidos, sobre todo en la historia más reciente. 

Los 7 de Chicago eran jóvenes que formaban parte de grupos intelectuales y de base, grupos sindicales, estudiantiles e incluso de minorías víctimas de los abusos a sus derechos, y fueron los 7 reconocidos como líderes, quienes fueron arrestados y enjuiciados bajo la premisa gubernamental de encontrar chivos expiatorios a quienes culpar del malestar social en esa coyuntura. 

La película tiene un guión magnífico que estoy seguro será nominado a muchos premios, y que se desenvuelve entre las escenas específicas del juicio, y las reuniones de los acusados, así como sus recuerdos sobre como llegaron a ser arrestados. Hay momentos en que te dejan claro que ni siquiera ellos mismos, que en el fondo representaban la misma lucha, se sentían plenamente identificados entre sí. 



La parte académica, se sentía en un escalón arriba y menospreciaba la lucha de base que hacían los demás, así como el apoyo sindical. Mención aparte el movimiento de las Panteras Negras, que también fue clave durante las luchas sociales, específicamente para su colectivo. 

Las actuaciones son muy buenas, sobre todo de parte de Sacha Baron Cohen y Jeremy Strong, así como un Eddie Redmayne que por momentos logra mostrar esa ambiguedad de su personaje, y sobre todo una soberbia actuación de Frank Langella, como el Juez Hoffman, que hizo todo lo posible por abusar de su poder en la corte para manipular eljuicio y condenar a los 7 de Chicago. 

Es esta no solamente una película sobre los movimientos sociales, sino también una película sobre la diversidad en la lucha social, tan relevante hoy como hace 50 años, y sobre la particularidad de las manipulaciones políticas para conseguir condenas de forma judicial. 

Ciertamente, la película está llena de los clichés de Sorkin en su trabajos anteriores, largas secuencias de gente caminando e intercambiando argumentos, monólogos para describir ideologías, y probablemente algo de lo negativo de la película, al centrarse en el juicio específico, la mención de la participación femenina en la lucha del movimiento de los derechos civiles, que si la hubo, es nula. 

Lo mejor, la forma en que los actores desempeñan de forma genial los papeles que les delimita el guión, dando toques personales, y elevándolos a un nivel superlativo. 

Lo que menos me gustó, la idea de centrarse en momentos muy cortos, y condensar el juicio, aunque a la larga, y narrativamente, funcione. 

The Trial of the Chicago 7: 8.5/10.

Posibles nominaciones al Oscar: Película, Dirección, Guión Original, Actor, Actor Secundario, Diseño de Producción, y Música Original. 

Trailer: 


sábado, 14 de noviembre de 2020

Letter to you, el testamento artístico de The Boss

 Teóricamente, muy poco queda por decir sobre la enorme figura en el parnaso musical de los Estados Unidos, que ha sido Bruce Springsteen. Teóricamente. 

Letter to you, no es solo un documental sobre la producción del más reciente disco de Springsteen y la E Street Band, es un ejercicio poético e íntimo de una mente creativa y sensible, en una etapa de madurez clara. 

El documental habla de la producción del disco, si, pero también de la sincronía y complicidad de Springsteen con su banda, de sus inicios, de cuando aprendió a tocar la guitarra, de su visión de la vida y la muerte, todo condensado de forma maravillosa, y usando unas imágenes bellísimas, gracias a la perfecta edición. 







Apple le apostó muy bien a diferentes proyectos documentales y esta es una prueba perfecta de ello. 

No hay una sola toma que parezca estar de más. 

Lo mejor, la sutileza de la belleza en el arte que desbordan Springsteen y su banda.

Lo que menos me gustó, es que de no ser por el acompañamiento de las canciones salidas del disco homónimo a este documental, se trataría de un poco cohesionado cortometraje. 

La recomiendo? Si, si les gusta conocer sobre procesos creativos. 

Letter to you: 7.5/10.





Trailer: 


viernes, 13 de noviembre de 2020

On the rocks es dejar ir

 Cada nueva película de Sofía Coppola es la posibilidad de ver en primera fila como se vacía en sus historias para contarnos temas con calidez y humanidad rebosante. No le interesa mostrarte algo visualmente maravilloso, eso apenas es un agregado. Lo importante en sus películas es la historia que te busca transmitir, y On The Rocks, la película que la vuelva a unir con Bill Murray no es la excepción. Una producción de Apple.

No hablo en esta ocasión de una historia de una profundidad mayúscula. La película trata de algo más sencillo, reconectar. Conocemos a Laura, una joven madre neoyorquina, que se siente marginada de la vida de su esposo, quién está teniendo éxito en su trabajo, y parece no tomarla en cuenta de vez en cuando, y luego conocemos a Felix, el padre de Laura, quién es la figura que parece ser omnipresente en la vida de ella, aún con mucha tela qué cortar por la vida escandalosa que llevó Felix, y que Laura aún le recrimina por su trato con las mujeres en su vida, aparte de ella. 

Es conmovedor como Felix intenta reconectar, muchas veces de forma manipuladora y otras de forma simplemente juguetona, con su hija Laura. Es precisamente esa química entre Bill Murray y Rashida Jones, la que le da sabor e intensidad a la película. 



En varios aspectos, el amor a Nueva York, la historia basada en temas familiares y maritales, On the rocks recuerda mucho al viejo cine de Woody Allen. 


Hay una reflexión básica sobre el enfoque de la vida adulta, ese en el que no todos los días serán emocionantes en una vida en común. Esa vida adulta en que hasta la complicidad se vuelve monotonía,y las dudas afloran. 

Narrativamente, siendo una historia presentada de forma lineal, es sencillo seguirle el hilo a la trama, y ver como se desenlaza, o no, sin contratiempos, y sin sentir nunca que quede nada en el aire. 

On the rocks es ese producto depurado en la filmografía de Coppola, que le dará sentido probablemente a una nueva etapa más íntima y sincera en sus nuevos proyectos. 

Las actuaciones de Murray y Jones son geniales,y los demás actores con papeles mínimos, lucen exactamente así, mínimos. Murray juega su papel de manera maravillosa llevando a extremos de duda a su hija, con temas de los que parece él saber más que nadie, como infidelidades y como ocultarlas. 

Luego de un juego de gato y ratón, llegamos a un desenlace que nos deja claro que hay un cambio de paradigma a la fuente de las verdades que puede creer Laura. Hablamos así de ambas cosas, reconectar, pero al mismo tiempo de crecer, de dejar ir. 



Lo mejor, la química entre Murray y Jones. Son magníficos juntos, y podría verlos en una serie de TV. 

Lo malo, puede que el espectador sienta que no pasa demasiado, porque la historia, simple como es, lleva reflexiones subyacentes. 

On the rocks: 7/10.

Trailer:



jueves, 12 de noviembre de 2020

Boys State, ejercicios para un sucio futuro

 2020 ha sido un año especialmente bueno para el género documental, y este, aún con un tema que parece palidecer en relevancia al compararse con temas ecológicos o de casos específicos como manejo de pandemia o eventos históricos, logra mantener importancia al hacer una relación de causa y efecto sobre la realidad de la formación, no del pensamiento si no de la actitud política partidaria, de la forma más sucia. 

Boys State nos presenta el resumen de un ejercicio anual llamado American Legion, en el cual 1000 jóvenes son divididos en 2 grupos, los Federalistas y los Nacionalistas, de modo que puedan no solo aprender si no aplicar los principios democráticos en la lucha por el poder. De esa manera, tenemos la construcción de una democracia representativa desde sus cimientos, incluyendo la elección de líderes de partidos, la organización de debates y finalmente, la elección del gobernador como el acto cierre de todo el campamento. 

Pero no es ese el centro de la historia. La esencia, como siempre, es la gente. Boys State es un profundo estudio de lo que está mal desde el inicio en las democracias. Los jóvenes se dan cuenta que los principios son irrelevantes en la consecución del poder. Pueden prometer cosas que no les interesan cumplir, enardecer los ánimos con argumentos que no creen pero que son lo que la gente quiere oír, e incluso utilizar el sistema para denigrar las opiniones contrarias, y sus emisores. 

Estrenada en Sundance, y adquirida por A24 y Apple para su distribución, Boys State se centra en 4 de los 1000 jóvenes, 2 de ellos que son encargados de dirigir sus partidos y dos que corren por el puesto de gobernador. 

Jesse Moss, a quien conocí por su extenso estudio sobre la influencia de poderosos grupos conservadores en la política de los Estados Unidos, en la serie documental de Netflix, The Family, logra mostrarnos como crecen las ideas de manipulación de los sistemas democráticos por la misma necesidad individual de ganar poder sin importar el costo. 



Indudablemente, es terrible ver como las maquinaciones y los intereses personales son recompensados en la búsqueda de poder de las nuevas generaciones, en lo que parece ser un espejo de la visión tradicionalmente sucia de la política partidaria. También es reconfortante como entre todos ellos hay jóvenes que navegan defendiendo sus principios sin temor a que les traiga el costo de perder sus elecciones. 

Lo mejor, la condensación de la temática sin diluirla, y generando un ritmo sencillo y efectivo.

Boys State: 7.5/10.

Posible nominación al Oscar como Documental. 

Trailer: 



martes, 10 de noviembre de 2020

The Craft: Legacy. La nostalgia ataca con tedio

 The Craft, la original de 1996, tampoco es un clásico del cine, y más que todo es una película entretenida de los 90, y eso nos hace preguntarnos, ¿porqué volver sobre esta misma historia?


Básicamente, la película inicia con la búsqueda del cuarto integrante al pequeño aquelarre adolescente que pretende aprender a dominar los elementos. No sabemos como aprendieron al respecto las 3 integrantes iniciales, ni tenemos idea de lo perfectamente preciso que es que llegue a estudiar a la misma escuela, justo la persona que les hace falta, la elegida para controlar los elementos juntas. 

Hay un discurso feminista subyacente que es interesante, pero que se siente vacío porque la película no termina de despegar al utilizar la magia como se pretendía en la historia original, y como nominalmente se entiende, para fines distintos e innecesarios, como un recurso para mostrar la codicia, la amistad y la rivalidad, así como el sexismo. Todo de forma simbólica, pero pobremente ejecutada. 

Hasta las secuencias finales, la historia está llena de sucesos que se van hilando por la fuerza del guion y nada más. La premisa funciona pero no emociona. No genera ningún valor agregado a la película original. Ahí donde The Craft tuvo éxito para hablar de la búsqueda de la identidad y de la experimentación como jóvenes, es donde The Craft Legacy ha fracasado al mostrar de manera simplona y poco estructurada que basicamente el mal está en la ambiguedad, en lo que la misma película cae. Porque la dirección no sabe hacia donde va. 

Lo mejor, el nuevo aquelarre está conformado por talentosísimas jóvenes como Gideon Adlon y Cailee Spaeny. 



Lo peor, aparte de desaprovechar a las talentosas protagonistas, es la pobre conclusión y perfilación del villano y sus intenciones. 

Quédense hasta el final para un pequeño extra que les dará justo en la nostalgia. 

The Craft: Legacy. 5/10.


Trailer.


The New Mutants, y la irrelevancia

 Honestamente cuando leí que se produciría esta película, ganó mi atención al mencionarse que estaría protagonizada por las talentosas Anya Taylor Joy, y Maisie Williams, y mis ganas de verla solo crecieron cuando salió a la luz el póster oficial rindiendo tributo a AC/DC. 


En fin, el estreno de esta película se fue retrasando para no hacerla competir con otras propiedades de Marvel, como Deadpool, Dark Phoenix y Avengers Infinity War, hasta ser estrenada tristemente en medio de la pandemia, casi que por compromiso, y pasando bastante desapercibida. 

La historia comienza contándonos un poco de Dani, una joven mutante que corre junto a sus padres huyendo de algo que no vemos, y luego de la persecución nos damos cuenta que ella ha sobrevivido solo para ser encerrada en un extraño sanatorio que en teoría sirve para ayudar a los jóvenes mutantes a conocer y dominar sus poderes. Todo en apariencia. 

Ahí conoce al resto de los nuevos mutantes, uno de ellos que se puede transformar en lobo, otro puede volar a altas velocidades, otro puede lanzar llamaradas solares, otro tiene acceso a portales dimensionales, etc. 

Todo plan original de crear una trilogía, pasó al olvido con el triste resultado de esta película. 

Básicamente es una historia de jóvenes queriendo escapar de su prisión y de sus demonios. 

El problema más grande no es que haya comentarios racistas en algunos personajes, ni que se haya hecho whitewashing a uno de los personajes, ni tampoco que no se aprovechen personajes que son casi desconocidos para el gran público aún siendo parte de la propiedad inmensa de Marvel, el problema enorme es que no hay nada que nos haga empatizar con los personajes, ni que los dote de alguna profundidad o multidimensionalidad. Los personajes se sienten planos, y la historia apenas y se mueve. Eso sin mencionar que algunos efectos son simplemente de mala calidad. 

The New Mutants tiene una grave falla en su ritmo y dirección. 

Lo mejor, un par de secuencias casi al final, con Magik en todo su esplendor. 



Lo peor, la falta de cohesión narrativa y profundidad en los personajes. 

The New Mutants: 5/10.

Trailer: 


His house: los horrores de la culpa

 Además de ser una historia de terror psicológico, His House cumple como una interesante parábola sobre los horrores de la culpa, la adaptación al refugio y la entrada a una sociedad desconocida.

His House nos cuenta la historia de una pareja de refugiados sudaneses tratando de adaptarse a una nueva vida en Inglaterra, donde les han asignado una casa en un suburbio, que poco a poco les evocará la angustia del escape y les mostrará la deshumanización de la que son objetos en su nuevo hogar, donde son menospreciados, y tratados como personas de segunda clase. 

Si, el terror acá viene más de la percepción que tienen de no pertenecer a esta nueva sociedad, que de lo sobrenatural en su nueva casa. 

Poco a poco comienzan a tener visiones que les recuerdan su pasado, y la forma terrible en que lograron huir, a toda costa, y generando una culpa insuperable. 

Netflix ha conseguido un gran éxito haciéndose con los derechos de esta película, que es parte de una ola de producciones de bajo presupuesto, que se centran más en la historia, teniendo éxito basicamente por la misma idea de aprovechar cada momento de tensión para construir sutilmente la atmósfera sombría. 

Técnicamente es buena, pero su mayor triunfo es la historia y la forma en que se va desarrollando en un crescendo incontestable. 


Créanme, no es la película que esperan. Es mejor. 

Lo que más me gustó: no es tu típica película de terror que recurre a clichés. Hay un análisis sincero de las culpas y sus consecuencias. 

Lo que menos me gustó: La sensación de que faltó un cierre más directo. 

His house: 8/10.


Trailer: 



Da 5 Bloods y la guerra infinita

 Vi Da 5 Bloods (2020), la más reciente película de Spike Lee, en la que se adhiere al cine de comentario social, que ha recobrado relevancia en los últimos años. Quería disfrutarla y sentir el impacto del comentario social, y el resultado fue muy irregular. 

La producción de Netflix es grande en términos artísticos, y ambiciosa en términos narrativos, y en ambos aspectos cumple en mínimos. Si bien técnicamente no es algo inolvidable, es la historia, los forzados paralelos del racismo constante e inevitable en la sociedad estadounidense, lo que deja a Da 5 Bloods a medio camino de la épica anti bélica. 

La historia nos habla de 5 soldados afroamericanos enviados a Vietnam a combatir en los años más cruentos de la guerra, mientras la lucha por los derechos civiles estaba en su apogeo. Los 5 soldados son interpretados de manera unidimensional, a excepción del protagónico interpretado por Delroy Lindo, quien lleva el peso de la historia, al mostrar el trauma que se queda viviendo en la psique de los soldados que llevan a cabo acciones sangrientas bajo la idea del cumplimiento de un deber que ni siquiera acaban de comprender. Y es este mismo personaje, Paul, quién tiene más capas, al ser mostrado como una especie de patriota, un padre con una relación particularmente difícil con su hijo, y un soldado lleno de una culpa misteriosa. 

Años después, ya viejos, deciden ir a buscar los restos de su superior, a quien consideran casi un maestro espiritual, interpretado por Chadwick Boseman, en su último proyecto estrenado antes de morir.

Pero hay más que ir a buscar los restos de su exlíder, hay algo más que mueve a los 4 "sangres" restantes, y es ese el motor de la película, que recuerda en parte a "El tesoro de la Sierra Madre"

El problema con Da 5 Bloods, es que intenta ser demasiado. Su comentario social se diluye en las diversas líneas narrativas, incluyendo abandono paterno, crítica al clásico síndrome del salvador blanco, estafas, y hasta el racismo que proviene de las mismas víctimas de racismo, cuando tienen oportunidad. 


Lo que más me gustó, fue el recurso de mantener a los actores viejos en las escenas de recuerdos de los sucesos de la guerra. Fue un ejercicio de simbolismo genial para mostrar que las heridas de la guerra, pese a todo, siguen en ellos, aún luego de haber seguido adelante con sus vidas, como lo hayan hecho, aún dejando atrás dolorosas experiencias, estas viven siempre en ellos. 
Son ellos reviviendo su historia, y es por ello que Norman, el personaje de Boseman, es el único que permanece joven en los flashbacks, es el único que murió ahí, los demás murieron quizás un poco, pero siguieron adelante. 
Lo que menos me gustó, el uso de diversas líneas narrativas que a veces resultaban ser innecesarias. 

En conclusión, Da 5 Bloods es tan relevante como lo es el movimiento contra el racismo sistémico estadounidense, y como producto cultural, tiene suficiente comentario como para entender como 45 años después de la Guerra de Vietnam, se siguen peleando las mismas batallas aún cuando la historia ha seguido. 
Es brillante que inicie con comentarios de Ali sobre su negativa a servir en la guerra, y que finalice con palabras de Martin Luther King Jr. 

Es de las películas más urgentes y necesarias de Spike Lee, pero no de sus mejores películas en general. 

Como dice el protagonista: "We fought in an immoral war that wasn't ours for rights we didn't have". Esa es la base y la conclusión de esta película. 

Da 5 Bloods: 7/10.

Posibles nominaciones al Oscar: Mejor Actor, Sonido, Diseño de Producción, Guión Adaptado. 

Ya disponible en Netflix. 

Trailer: 


lunes, 9 de noviembre de 2020

Ver cine

 El cine, como todos los demás medios de expresión artística, es tan fundamental como constantemente cambiante, y esa es precisamente la razón por la que hay que seguirlo viendo. Para aprender, ver nuevas realidades, conocer nuevas sensibilidades y percepciones, aprender, y sobre todo, sentir. 

Aquí se escribe sobre cine, porque amamos el cine. Bienvenidos.

Como dice Aute...

Más cine, por favor.

Space Jam: A new legacy, tan innecesaria como olvidable

 Cada cierto tiempo nos toca un remake que nadie pidió, y que parece solo confirmar que la industria ama demasiado el reciclaje de ideas. Y ...