lunes, 28 de diciembre de 2020

Wonder Woman 1984, un paso atrás

 Siendo Wonder Woman uno de los personajes titulares de DC Comics, y luego de una interesante primera incursión en Batman vs Superman: Dawn of Justice, previo a su debut en solitario,y a la infame Justice League.lo menos que espero de Wonder Woman 1984 es una decente historia con un personaje ya bien establecido. La película original nos remontó al periodo de la primera guerra mundial hace más de 100 años, para concluir con la época actual. Con Wonder Woman 1984, damos un paso atrás, y no solamente en el tiempo, sino en calidad. 

Retomamos en esta standalone movie, una etapa de la vida de Wonder Woman en que ella hace lo posible por ayudar mientras intenta seguir encubierta con su trabajo en la restauración artística en los museos. Ahí llega un lote de artefactos de un robo frustrado por la misma Diana. Ese es el macguffin que le da sentido a la película completa. La piedra que concede los deseos, vamos, como la pata de mono a la que se hace referencia directa en la película, una de las mejores historias de ciencia ficción y terror de inicios del siglo pasado. Y tal como en la historia originalde la pata de mono, cada deseo viene con un precio. 

Gal Gadot es fantástica como la corporización del ideal de la Mujer Maravilla con antecedentes en el mismo Olimpo, aun cuando su rango actoral siempre parece ser limitado, es su misma presencia la que la valida. Mi mayor problema con esta película es la incoherencia, con demasiados detalles. ¿Un villano que para tener control sobre todos, y todo, decide conceder deseos a toda la humanidad?,¿en serio? Luego, Diana conoce a Batman y a Superman, pero nunca se menciona este evento que pudo haber acabado con el orden socio político del mundo? Luego,qué pasa si 2 personas están deseando algo totalmente opuesto al mismo tiempo,qué deseo se hace realidad? Mucho del entorno fantástico de la película se cae al ver esas situaciones en la película y asociarlos con el futuro que ya conocimos de Diana.



Los villanos son simples y acartonados. Tenemos una Cheetah sin demasiada motivación, que es vencida sin demasiada dificultad. Totalmente intrascendente. Y, por supuesto, el millonario que llega a acumular poder a base de mentiras, comosi fuese un político. Y cuyo desenlace es totalmente inverosímil. 

Entiendo que la conexión emocional de Diana con Trevor fue algo fuera de lo común, pero, por dios, es un ser mítico, con poderes a niveles divinos, y el deseo que se le ocurre es el regreso de Trevor, 70 años después? De verdad que supongo que espero mucho más de una heroína que protege a la humanidad. Y entiendo que sigue siendo humana, pero es ridículo. 

La acción es decente,no genial, aunque la escena de la persecución a Maxwell Lord, y el rescate que hace de un par de niños del medio oriente es muy mal coreografiada, o es simplemente que los efectos de CGI fueron pobremente editados. 

En general la acción se desenvuelve muy rápido luego de un establecimiento de personajes muy débil. Y me parece imperdonable y hasta cierto punto vergonzoso el cameo de Lynda Carter al final de la película. 



Espero que haya una tercera historia individual de Diana, pero que no vaya por este camino, que muestra más desaciertos que aciertos, entre los que puedo contar la fantástica secuencia de apertura (No true hero is born from lies), así como ver a Diana con la armadura dorada que es el epítome de la diosa que resulta ser. 

Wonder Woman 1984: 6.5/10.


Trailer: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Space Jam: A new legacy, tan innecesaria como olvidable

 Cada cierto tiempo nos toca un remake que nadie pidió, y que parece solo confirmar que la industria ama demasiado el reciclaje de ideas. Y ...