jueves, 24 de diciembre de 2020

Happiest Season, inesperadamente buena

 La temporada navideña es semillero para cualquier tipo de película navideña, cualquier combinación de historias con seres mágicos, gente que cumple deseos, segundas oportunidades, familias disfuncionales, y reconciliaciones, y esta temporada no fue la excepción. Ante ello,¿qué más puede ofrecer Happiest Season?



Happiest Season es una comedia romántica navideña en la que una pareja conformada por 2 chicas, Harper y Abby,  y la base de la historia es la negación de la identidad y como ello lastima a los que nos rodean. 

Con un reparto increíblemente talentoso, en el que podemos encontrar a Mackenzie Davis, Kristen Stewart, Alison Brie, Aubrey Plaza y Dan Levy, es precisamente la delimitación de los personajes lo más interesante, y en ir dándonos cuenta de los secretos que cada miembro de la familia esconde, aún cuando tiene una primera media hora lenta, sosa y hasta cierto punto intrascendente, más allá de los primeros 5 minutos que ponen en marcha la historia. Las actuaciones son muy buenas y logran convencerte de las emociones de los personajes y sus motivaciones. Mención aparte la increíblemente divertida irrupción de Mary Holland, como la tercera hermana de la familia, en una actuación que se roba cada escena en la que aparece. 

El mensaje encerrado en la historia también es trascendente al referirse a como debemos aceptar quienes somos y no vivir tratando de adaptarnos a las necesidades de los demás ocultando nuestros sentimientos. 



Recomiendo esta película y les advierto que tarda un poco en asentarse, pero que al final sentirán un poco de comfort en ver esta película navideña. La vida no es perfecta, ¿porqué no tomarse una hora y media para ver a unos personajes agradables resolver sus problemas emocionales?

Happiest Season: 7/10.

Trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Space Jam: A new legacy, tan innecesaria como olvidable

 Cada cierto tiempo nos toca un remake que nadie pidió, y que parece solo confirmar que la industria ama demasiado el reciclaje de ideas. Y ...