martes, 29 de diciembre de 2020

La Llorona, un cuento de culpas

 La Llorona es una de las leyendas más arraigadas en América Latina, e incluso ha sido llevada al cine en un par de ocasiones con resultados vergonzosos. Es por eso que lo que Jayro Bustamante ha hecho con esta historia se llena de mucho valor artístico. 



La idea, muy interesante, es que durante el juicio a un ex dictador guatemalteco, un obvio calco a Ríos Montt, se le acusa de la masacre de cientos de indígenas en una de las incursiones del ejército que este comandaba. Eventualmente la historia se va centrando en la familia del envejecido dictador y la culpa que lo carcome así como los efectos que tiene en su núcleo, incluyendo la renuncia de la mayoría de empleados de la casa, luego de sentir que algo extraño sucede con el patriarca, y que luego reciben a una nueva empleada misteriosa. 

Narrativamente conserva el desarrollo de este tipo de historias, mostrándonos en flashbacks lo que vivieron durante el tiempo de la masacre, así como haciendo la separación de lo que imagina o siente el dictador y la realidad. Todo elaborado de una manera muy bien trabajada. 



Si esperan ver una película de miedo, vean la otra película que lleva este mismo nombre, porque esta versión no usa ni scare jumps, ni imágenes repulsivas. Al contrario, te aterroriza con sutileza mostrándote visiones simples que dejan clara la naturaleza terrible de la mente humana en sus peores versiones. 

Ya elegida como la Mejor Película en lengua extranjera por los críticos de Boston, y nominada por los críticos de Chicago, esta película, la seleccionada por Guatemala para el Oscar, tiene posibilidades de alcanzar la nominación, o de al menos llegar al corte de 10. 

En cuanto a lo negativo, si se quiere decir, podemos mencionar la lenta forma de hilar la trama, y el poco oficio de algunos de sus actores que se sienten demasiado obvios en sus papeles. El trabajo del actor, si lo hace bien, es que olvidemos al actor y creamos en el personaje, que desaparezca en él y veamos algo como una muestra paralela de la realidad . Y varios actores fallan, se notan hasta sobreactuados. 

Sin embargo, recomiendo La Llorona como un muy buen trabajo de un cine guatemalteco cada vez más en forma. 

La Llorona: 7/10.


Trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Space Jam: A new legacy, tan innecesaria como olvidable

 Cada cierto tiempo nos toca un remake que nadie pidió, y que parece solo confirmar que la industria ama demasiado el reciclaje de ideas. Y ...