sábado, 13 de febrero de 2021

Pixie: clásico cine de gangsters en clave de comedia

 Hacer cine negro en clave de comedia es todo un arte, y hacerlo de forma independiente, ambientada en la época actual, y combinar risa con tantas balas como las que se disparan en John Wick en cualquiera de sus iteraciones, es todo un reto. 

Pixie, con todo y sus falencias que no son pocas, logra darnos un buen rato de entretenimiento, más que todo por la increíble presencia cómica y dramática de su protagonista. 


Olivia Cooke es Pixie, la hija adoptiva de un gangster de una pequeña ciudad irlandesa en la que los negocios de drogas se llevan de la mano con la iglesia. 

Las secuencias de acción son intensamente divertidas, así como los momentos de tensión en los que sabés que todo al final saldrá bien. Todo funciona únicamente por la sensación de diversión constante que hay en la historia, más que por la mediocre narración. Esta sencillamente no es una película que ganará premios, definitivamente. Pero es una película fácil de ver y de disfrutar. 

La historia es sencilla, Pixie decide huir de su pueblo dejando atrás a su familia de gangsters, haciéndoles una estafa, para lo cuál se une a un par de amigos, uno de los cuales busca ser su pareja. De ahí en adelante todo se desenreda en una vorágine de sangre, muerte, y muchas secuencias hilarantes. El villano es un sacerdote narco interpretado por Alec Baldwin, qué más pueden esperar?



Sin demasiados spoilers, el trío de protagonistas casi, casi logra su objetivo. Hay traiciones, manipulaciones, estafas, y la comedia más negra que pueden esperar. 

En fin, recomiendo Pixie, que aunque no es perfecta, es totalmente disfrutable. Olivia Cooke es una estrella de pleno derecho.

Pixie: 6.5/10

Trailer: 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Agente Topo contra la soledad

  El cine latinoamericano sigue en forma, y con esta producción, el cine chileno aspira a dos categorías en los Oscar, Documental y Película...