sábado, 10 de julio de 2021

Black Widow, muy poco, muy tarde

 Hace unos años, Warner dio en el clavo con una historia inspiradora sin llegar a niveles evangelizadores, con la primera película de súperhéroes protagonizada por una heroína de primera línea. Wonder Woman abrió el camino a una gama de héroes para poder presentarse en películas con un éxito aceptable. Sin el éxito de Wonder Woman, habría sido mucho más difícil que Disney se hubiese animado a producir más líneas argumentales para personajes femeninos bien construídos, con secuencias que se volverían icónicas en el cine de este género. Sin embargo, han pasado 4 años y una pandemia entre el estreno de la refrescante aunque imperfecta Wonder Woman, y la aceptable pero intrascendente Black Widow. Y no, la película no es mala, es solo que no marca casi nada en el Universo Cinematográfico de Marvel. Lo rescatable es conocer una historia detrás del personaje, y es algo con lo que podrían rescatar a cualquier personaje que ya se ha despedido del Universo. Podríamos preguntarnos lo que pasaba entre películas o antes de ellas, con personajes que ya están establecidos. Y esa es la virtud de Black Widow, y su falla, puesto que no ocasiona ninguna alteración en la línea argumental general de Marvel, aunque nos de más detalles de la vida como individuo de Natasha Romanoff. 



Scarlett Johannson hace un papel bastante contenido y decente con su personaje, mostrándonos el mosaico de emociones que le han sido arrebatadas con su crecimiento desde que la forzaron a convertirse en Black Widow. Pero sobre ella, es Florence Pugh quien da una gran actuación. Olviden su absurdo intento de imitar acento, su personaje es refrescante, interesante, y estemos seguros que nos esperan varias películas más viendo su desarrollo. 



En cuanto a la factura técnica, Disney hace un gran trabajo con la escenografía, las peleas y sus coreografías, y la dirección de arte en general. 

Hay decepciones, ciertamente, como la decepcionante revelación sobre la identidad del Taskmaster, de quién esperábamos más si hablaban a lectores de la fuente original, y que, desde ya, está ahí entre las decepciones más grandes del MCU, junto a la revelación sobre el Mandarín en Iron Man 3. 

En resumen, buenas actuaciones, buena ejecución y ritmo, pero una historia un poco endeble para ser el debut solitario de Black Widow en el cine, y el gran intento después del fiasco que resultó ser Captain Marvel.

Black Widow: 6.5/10.

Trailer: 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Space Jam: A new legacy, tan innecesaria como olvidable

 Cada cierto tiempo nos toca un remake que nadie pidió, y que parece solo confirmar que la industria ama demasiado el reciclaje de ideas. Y ...